Mierdópolis
En esta trágica semana se nos han ido grandes del panorama cultural español. El mundo está un poco más vacío ahora que Alfredo Landa y Constantino Romero ya no están entre nosotros haciendo del mundo un lugar un poco mejor. Discúlpenme si me pongo melancólico al recordar las voces de Darth Vader, de Mufasa, de Terminator, Conan, Mazinger Z o de Clint Eastwood, entre otros. Pero es que esa voz profunda, de tío duro, de haber vivido cosas que no podríamos ni soñar, ha marcado mi infancia y juventud.Discúlpenme si me anclo hoy al pasado, si echo la vista atrás para recordar al Landa de Los Santos Inocentes mientras bebo un whisky también de otra época en memoria de tan grandes actores. Pero es que no es para menos, pues pocos actores quedan de su talla. La de Constantino ha sido una de las voces más emblemáticas del cine, una voz que te hacía disfrutar de las películas dobladas incluso más que en versión original. Una voz que adquiría su máximo esplendor en el teatro, su hábitat natural.Un grande se ha ido tras una dura batalla contra el cáncer, pero nos queda su obra, nos queda su recuerdo y su huella imborrable en el 7º arte.

En esta trágica semana se nos han ido grandes del panorama cultural español. El mundo está un poco más vacío ahora que Alfredo Landa y Constantino Romero ya no están entre nosotros haciendo del mundo un lugar un poco mejor. 

Discúlpenme si me pongo melancólico al recordar las voces de Darth Vader, de Mufasa, de Terminator, Conan, Mazinger Z o de Clint Eastwood, entre otros. Pero es que esa voz profunda, de tío duro, de haber vivido cosas que no podríamos ni soñar, ha marcado mi infancia y juventud.

Discúlpenme si me anclo hoy al pasado, si echo la vista atrás para recordar al Landa de Los Santos Inocentes mientras bebo un whisky también de otra época en memoria de tan grandes actores. Pero es que no es para menos, pues pocos actores quedan de su talla. La de Constantino ha sido una de las voces más emblemáticas del cine, una voz que te hacía disfrutar de las películas dobladas incluso más que en versión original. Una voz que adquiría su máximo esplendor en el teatro, su hábitat natural.

Un grande se ha ido tras una dura batalla contra el cáncer, pero nos queda su obra, nos queda su recuerdo y su huella imborrable en el 7º arte.

  1. enyshas reblogged this from mierdofilus
  2. megustaelbacon reblogged this from mierdofilus
  3. mierdofilus posted this